buscar este blog

martes, 5 de febrero de 2013

Día 1

     Como no se publicó donde debiera, lo publico aquí, desde donde se creó.


6.000.000
NO ES TAN CHIC

    Hoy estoy triste. Estoy un un poco hundida. No tengo ganas de posar con un outfit nuevo. No quiero ni rayas, ni cuadros; no quiero prints africanos, ni colores asiáticos; tampoco me apetece un corte europeo, ni complementos oceánicos.
     Mi moral está por los suelos, ha entrado en un oscuro agujero global.
     Me acabo de incorporar.... al paro.
     Temo ser un número, uno más. En está ocasión uno bastante elevado.
   Me da miedo entrar al INEM y que suene una sirena anunciándome ser el “cliente” número 6.000.000. 
     Me siento afligida, como el resto de anteriores números al mio.
   Hoy no me pondré zapatos, no me alzaré sobre tacones vertiginosos; deambularé en zapatillas asimilando el vértigo que siento al estar próxima al precipicio, a un vacío lleno de almas, de historias, de personas en mi misma situación. Para entrar en él, tampoco me peinaré de manera especial, y seguro que no utilizaré ninguno de los muchos productos que inundan nuestro aseo.
    Siento totalmente lo contrario a la primera entrevista de trabajo; no quiero ni pintarme, ni arreglarme. No quiero ponerme guapa, ni parecérselo a nadie; y no quiero porque hoy.... no me siento chic.
    Tantos días intentando, junto con todos vosotr@s, dar un poco de colorido al sistema, de alegría, de ilusión, de.... ganas de vivir dentro de un bonito y divertido decorado que hacemos entre todos; pero al final el sistema se revela, se vuelve contra ti y te arrolla, te aniquila, te despoja de lo más intimo que tienes..... la ilusión.

     Hoy buscaré de nuevo en mi armario. Sacaré lo más oscuro que tenga, del color de mi estado anímico. Lo tenderé sobre la cama y cuando tenga todo el conjunto ahí expuesto, me introduciré dentro de él, arrastras, como una serpiente.... es lo que queda de este “paraíso”; lo haré con desgana, con desidia, con.... odio; o tal vez ni me lo ponga, simplemente me tumbaré al lado e intentaré dormirme; porque es lo único que ahora me apetece, dormir, dormir mucho.


......y volver a soñar; soñar que esto no ha ocurrido, que todo ha sido una desagradable y oscura pesadilla. 



        Dedicado a ti, para que te animes y vuelvas a estar.... guapa.

1 comentario: