buscar este blog

viernes, 25 de enero de 2013

La Crisis de los SuperHéroes

     Los héroes están de crisis. Ya no vuelan, ya no reptan por paredes, ya no salen de noche a combatir el crimen, no se transforman en seres maravillosos, extraordinarios. No trabajan a tiempo parcial por el día, mientras actúan a espaldas de la ley por la noche.
     No todos lo héroes están en situación delicada, no; no a todos les va tan mal, no; no todos nos interesan por igual, ni por todos preguntamos con la misma intención, por su estado anímico, social o personal. 
     A Superman le va bien, lleva muchos años en el candelero y creo que sigue trabajando en el Daily Planet.
     Batman, por otro lado, sigue recluido en su mansión oculta en la ladera de las montañas, en una cueva paradisíaca, y sale sólo en contadas ocasiones a ejecutar su propia ley.  
     Spiderman es un cachondo, se pasa el día de fiesta en fiesta, apenas se oculta ya, se le ha subido la fama, incluso, se dice que es un mujeriego; pero sigue en activo, en plena facultad física... en todos los sentidos.
     Capitán America, éste es un héroe un poco político, que bien vendría hoy en día; un héroe con rasgos militares, por eso no le falta trabajo... sigue en activo. Se dice que su cuartel general está cerca del Área  51, base militar ultra secreta.
     Thor, hijo del Dios del trueno, de orígenes nórdicos, está siempre a caballo entre la tierra y su planeta Asgard.
    Estos dos últimos, por ser muy poco terrenales, decidieron unirse a Hulk e Iron man,  que junto con otros dos, formaron lo que se conoció como Los Vengadores.

     Pero hay un héroe que apenas nadie conoce, que nadie sabe de él, que pasa desapercibido. Un héroe que no reúne la simpatía de la gente, casi sin admiración, extraño, curioso y enigmático. Y es el único que hoy en día, en plena crisis, está en pleno apogeo, no para de currar, me refiero a: LA COSA. No es excesivamente conocido, forma parte de otro grupo de héroes: los 4 fantásticos; junto con el hombre antorcha, la mujer invisible y el hombre elástico. Sí, suena un poco a cachondeo pero son un grupo bien formado, pero no popular, y de todos ellos, éstos y los otros, el que más pena, cariño y ternura desprende es La Cosa, por eso toda la ciudadanía se pasa el día preguntando por él, preocupándose por él, opinando sobre él. Es sin duda el héroe del momento. En el que están puestas todas las esperanzas, todas las miradas; se analiza con lupa todos y cada uno de los movimientos que realiza, sus altos y sus bajos, y las fluctuaciones anímicas por las que está pasando. 

     La gente lo sabe, les preocupa y les ocupa de manera obsesiva, quieren saber si se recuperará definitivamente y nos dará días felices de otro tiempo, si nos volverá a proteger, nos volverá a defender o si nos devolverá la felicidad que hemos perdido. Si con él, el azar estará a nuestro lado de nuevo, y si éste, nos será favorable... para siempre.
  
     La gente se reúne en las plazas, bares, centros comerciales, hogares..... cualquier sitio es bueno para preguntar a sus congéneres por el personaje en cuestión: ¿Cómo está la cosa? La cosa está jodida. Tal y como está la cosa. Es que está la cosa igual, mal. ¿Cómo va por ahí la cosa? No nos quejemos, porque como está la cosa....
     Desde aquí, y en nombre de La Cosa, os doy las gracias por vuestra preocupación, y comunicaros que con optimismo e ilusión, pronto veremos a La Cosa en perfecto estado, ayudándonos de nuevo, defendiendo la ciudad, protegiéndonos y llenando las calles de eso que ahora falta..... dignidad.

1 comentario: