buscar este blog

jueves, 31 de marzo de 2011

El vendedor de sueños

    Este vendedor no tiene nada que ver con Valdano. Los que seáis de mi época sabréis por qué lo digo; le  llamaban el vendedor de humo, nada que ver con sueños. El autor de uno y otro tampoco tienen nada que ver. Uno, es filosofo, sociólogo; el otro era un contador de cosas. El vendedor de sueños es el titulo de el ultimo libro que he comprado. El tema a priori puede sonar a tópico y como no, ser por eso típico: El clásico personaje que te ayuda a salir adelante de tus profundas crisis existenciales, con bonitas y curiosas parábolas y fabulas irreales llenas de sentimentalismo. En esta ocasión, y es por eso que me decido a hablar del él aquí en mi blog (que ganas tenia de decir eso), el autor da un pequeño paso más y no solo habla del eterno incomprendido y solitario, si no que le describe como culto e intelectual, y esta característica es la que más me ha llamado la atención, puesto que parece un rasgo cada vez más unido; el de la insaciable capacidad y necesidad de aprender, de saber, de conocer y por consiguiente ser más culto; y el que te hace a la vez más infeliz. Tal vez por la aparición de las dudas existenciales o por el conocimiento profundo de todo lo que te rodea, y eso a su vez te convierte en un solitario, y al mismo tiempo en un ser triste, gris, vacio y por lo tanto sin ilusiones....ni sueños. Dice el autor, que si no hay sueños, no hay metas, y un hombre sin metas no es nada, porque no se puede hacer nada productivo cuando se hace sin un objetivo, sin un fin. Pone el ejemplo de: "qué medico es capaz de curar correctamente, si él ,en principio,  no tiene la meta de ser un buen medico, tal vez el mejor", quien puede ayudar a otro, añade, si ni siquiera se puede ayudar él mismo y no sabe lo que quiere.
     Es un tema curioso y muy meditable, pero como ocurre en la mayoría de estos temas, es que cuando lo leemos nos hace pensar, pero luego cerramos el libro y volvemos a nuestros quehaceres diarios, a nuestra monotonía, a esperar poder poner un punto final, sin ni tan siquiera aspirar a comprar una coma, y ver sin ilusión como llegas a morir.....pero de aburrimiento.

martes, 29 de marzo de 2011

Sigo envenenaó

     Siguiendo con la entrada anterior, me referiré ahora a la archiconocida y odiada por media España: la choni de barrio, la cornuda de paracuellos, la exiliada de ambiciones, la churri del camarero de San Blas, la de las sartenes, las de los zapatos de letizia, la siliconada del todo a cien, la operada por el Dr. Nick, la de los párpados saposos, la de las lágrimas, la de la caja inédita deluxe, la de la no nombrada Andreita, la del acoso del menor, la del torero, la de los 13 años; que se dice pronto de contar la misma historia, pero no la suya, no, la de todos los que la rodeaban en aquel entonces. La Princesa del Lodo; porque ya huele. Ella dice que no habla de su hija, que si lo hace es porque otros la mientan, que no habla del torero a no ser que el no lo haga primero. Pero la realidad es que día tras día vemos en la pequeña pantalla como se desahoga y se esfuerza porque ese pequeño gran filón no desaparezca, aunque para eso tenga que vender poco a poco, trocito a trocito a su hija y al ya denostado padre. No hay día, hora o minuto, que por su boca, con razón o no, salga el mismo nombre, el mismo argumento, con el mismo objetivo. Tengo la curiosidad de saber cómo debe de sentirse la pequeña Andreita cuando cada día, por una causa u otra, su persona salga a la palestra, una palestra cuya única protagonista es su madre. Cómo sobrelleva las continuas citas a ella y su padre, y cómo llevara esto en su día a día. El sentirse a cada hora señalada con el dedo de cualquiera y saber que ese anónimo conoce cada detalle de su vida, cada porción de su pasado, cada miseria de su presente; y sabe que le puede hacer daño, porque ante esa desnuded intima se siente indefensa, desprotegida. No tiene a nadie que la defienda de esa imparable tormenta de comentarios que se cierne sobre ella, no; su padre esta lejos o no esta y su madre aunque cerca, se preocupa para cada día alejarla más de si misma a golpe de exclusiva, a golpe de grito, a golpe de lágrima, a golpe de reescribir el pasado, a golpe de párpados, con la única vitamina de un polígrafo un bolso y un cheque en blanco, tan blanco y vació como la privacidad de su hija, una menor. Pero Belén no es tonta y lo sabe, que el día que no hable de su hija MUE-RE.

lunes, 28 de marzo de 2011

Gran Hermano, el continuo Déjà vu.

 Cada vez que pongo la TV nos sale algo relacionado con GH, es decir, un puto reality. En estos cubos de basura incluyo los correspondientes espacios publicitarios que de los mismos programas  se hacen en las mismas cadenas. Ahora se han inventado un nuevo formato que renueva el anterior; es decir, antes cuando no quedaban más personajes famosos donde meter la escoba, se inventaban, ¿que cómo?, sencillo: se creaban programas nuevos donde hubiera trifulca, luego se magnifica (os suena), se pasea por los programas como si fuera un hecho insólito y ya esta, ¡el personaje se ha creado!. Luego no hay más que enrollarle con algún famosillo clase B, y fuera. Ahora el paso va más allá; no nos basta con los personajes ficticios, que es lo que son, si no que también ahora les damos el empujón desde la cadena en cuestión, es decir; si creamos un personaje nuevo, pero que no es real, nos dará fruto un tiempo, pero como  no es ni actor, ni deportista ni cantante, ni modelo,ni tiene trabajo decente; al poco tiempo desaparece: (la saga dantes, las sagas rguez mendez, las sagas chicas fontaneda, los dinios, y demás) entonces se les ha ocurrido que se puede crear un mundo virtual donde ellos creén su polémica, vivan su mundo, y ese mundo seria como Matrix, pero con el nombre de TV, y se forman programas donde ellos mismos se contradigan, se desmientan, se busquen sus mentiras; sea su plataforma de defensa, todo eso sin salir de la misma cadena, porque fuera ellos no EXISTEN. Al final lo que se consigue es que en vez de una TV se tenga algo parecido como el Show de Truman. Un inmenso escenario, pero no real, sino ficticio. Para luego darse cuenta de que todo lo que les rodea es cartón piedra y ellos son meros monigotes de látex.

domingo, 27 de marzo de 2011

En marcha



Cartel Anticlesiastico
     Vamos a empezar a criticar. Comenzare por las putas comisiones bancarias, o no, mejor dicho; empezare por criticar al los que critican a la Puta iglesia y luego se creen con derecho a opinar sobre como debería ser dicha iglesia. Primero: sabemos que la iglesia es lo que es, vamos, que todo el mundo conoce lo que proclama y lo que esconde, no voy ahora ponerme en este blog a "descubrir" las mierdas de la religión. Lo que quiero decir, es que quien quiera profesar las ideas y los caminos del señor, que ya sabéis, son inescrutables, pues adelante, pero ha de saber que estos dogmas están fundados desde principios de la historia, esto hace ya dos mil años, y lo que no se puede pedir a quienes desde entonces llevan a cabo sus enseñanzas es que se modernicen, ¿que coño es esto de modernizarse? ¿como coño se moderniza algo antiguo cuyas ideas, doctrinas y demás estatutos se fundaron 20 siglos atrás?, es como si le pedimos al museo de historia que se modernice, que quite las viejas representaciones y ponga algo más moderno, o nos vamos a la selva amazónica y decimos a los aborígenes de por allí, que con un slip y un jeans estarían más cómodos, "mira, mira, te lo enseño desde mi portátil vía wi-fi para que sepas lo que es". Absurdo ¿verdad?, pues lo mismo pasa con la iglesia: sus ideas son las de antaño y quien quiera seguirlas que las siga y quien no pues que haga como yo, la ignore, pero que no pretenda reformarla, eso ya lo intento Martín Lutero y ya sabéis como le fue, osea que no intentéis cambiar a esta vetusta secta religiosa que se escuda en la imagen de Jesús y a costa de la ignorancia global.